Un vistazo al iPhone del futuro

El iPhone nos despertará a la hora programada, no sin antes haber descargado los titulares de los periódicos o blogs a los que estemos suscritos. Si, para más comodidad, queremos leerlos en la pantalla del televisor, sólo tendremos que apuntar hacia allá el aparato y pulsar la tecla correspondiente.

Mientras tanto, el teléfono también habrá enviado un mensaje a la cafetera de la cocina (sí, de alguna forma se comunicarán de manera inalámbrica), para que vaya preparando el café del modo que más nos gusta tomarlo. Al baño, eso sí, tendremos que ir por nuestros propios medios, pues aún no está previsto que el iPhone reemplace esas funciones.

Después saldremos de casa, y no tendremos que preocuparnos de coger las llaves y echar el cerrojo, pues el iPhone controlará las cerraduras del sistema domótico. En el coche hacia la oficina, nuestro imprescindible gadget nos propondrá varias opciones: leernos los correos o la información del día con su sistema de reconocimiento de texto, poner música, informar del estado del tráfico, etc.

¿Un teléfono que se convierte en una mezcla de mayordomo y asistente digital? ¿Ciencia ficción? No, son sólo algunos de los escenarios en los que se desenvolverá el iPhone del futuro, según expuso esta semana el CEO de AT&T, Ralph de la Vega, durante un evento tecnológico celebrado en San Francisco.

Tal vez todo esto suene demasiado lejano y poco realista. Más a corto plazo, la idea de AT&T es convertir el teléfono de Apple en un router inalámbrico, que permitiría a los ordenadores MacBook conectarse a Internet usando redes inalámbricas 3G a través de un iPhone. De la Vega anunció que se conocerán más detalles de este servicio en breve.

Fuente

Deja un comentario