Cómo cuidar tu ordenador portátil

Como ciertas flores exóticas, los ordenadores portátiles son a la vez caros y delicados. Y el cine no ayuda. Los protagonistas suelen cerrar las portátiles con furia irredenta y los arrojan a la maleta o al asiento del auto sin piedad. Además, el portátil del cine moderno es como las Colt de los westerns: nunca necesitan recarga. Con casi el mismo poder de cómputo que una máquina de escritorio, pero con sus circuitos densamente comprimidos en un volumen entre cinco y diez veces menor, los portátiles trabajan a temperaturas muy altas, es difícil ventilar su compacto interior, muchos de sus órganos vitales están a flor de carcasa y las piezas son siempre más frágiles que las de sus hermanas grandes.…Continúa leyendo Cómo cuidar tu ordenador portátil