Distribuciones GNU/Linux Autonómicas.

Interesante artículo titulado Sobre Las Linux Autonómicas, un tema que a mi personalmente también me ha dado mucho que pensar y con el que estoy bastante de acuerdo con el autor:

Hola, llevo tiempo pensando sobre las distribuciones linuxeras autonómicas españolas. En la actualidad casi todas las comunidades autonómicas tienen una distro linuxera: LliureX, Guadalinex, Molinux, etc? Desgraciadamente la mayoría de los españoles desconocen su existencia, es natural, casi nadie conoce Linux. Lo que ya no es tan natural es que el profesorado y alumnado de colegios e institutos públicos no conozcan ni utilicen dichas distribuciones, máxime cuando el principal objetivo de estas distribuciones es ser utilizadas en la enseñanza pública.

Las distros autonómicas casi ni se instalan en los colegios e institutos públicos, y en muchos de los que se instalan no se utilizan porque al profesorado ni se le enseña ni se le conciencia sobre las bondades que tiene el uso de estas distribuciones en la sociedad.

Hoy en día utilizar Linux no es tan complicado como utilizar Windows, y la casi totalidad de las aplicaciones principales para la enseñanza tienen su paralelo linuxero. Por ejemplo, todos podemos utilizar Openoffice para escribir textos, crear presentaciones, etc. También podemos utilizar las TIC en Linux, ya que la mayoría dependen sólo de una conexión a internet, un navegador y como mucho soporte Java y Flash. A los alumnos se les puede enseñar ha realizar tareas de matemáticas utilizando herramientas como Geogebra o WxMaxima, con eso tienen más que suficiente para manejarse en las matemáticas escolares.

Si se diese el caso de que en los colegios o institutos se diese algún lenguaje de programación hay que tener en cuenta que Linux va muy bien soportado en estos menesteres: Java, Python, C, C++, Perl, Html, CSS, etc. Todos ellos se pueden enseñar en las aulas a nivel de iniciación.

Pero claro, si al profesorado no se le ha enseñado el uso de estas aplicaciones y el uso de su correspondiente distribución linuxera autonómica difícilmente podrán enseñar sus conocimientos a sus pupilos.

Al profesorado habría que concienciarle de que si enseña en Linux la sociedad obtiene grandes beneficios, hay que decirle que con Linux las autoridades no gastan miles y miles de euros en el pago de licencias privativas, dinero que al fin y al cabo pagamos todos los españoles. Hay que informar al docente de que los padres de los alumnos se ven beneficiados también, ya que pueden obtener un SO y un conjunto completo de software gratuito y legal que cumplimenta con creces la enseñanza en el alumnado. Hay que informar de que detrás de la creación de estas distros autonómicas hay un personal al que se le paga con el dinero de los contribuyentes para que todos tengamos acceso a estos SO, pero que el coste es infinitamente menor que el tener que pagar las licencias privativas.

Creo que todo radica en enseñar, concienciar, informar y hablar sobre las bondades del uso de las distribuciones autonómicas al docente y al alumnado.

Otra cosa que pienso es sobre si realmente es útil tener distribuciones autonómicas sabiendo que las distribuciones linuxeras oficiales que podemos instalar en los colegios e institutos con un coste menor que las autonómicas, son más actualizadas y completas que las autonómicas. Lo digo porque para qué queremos tener un, por ejemplo, LliureX basada en Ubuntu Gutsy en la actualidad cuando podemos disfrutar de un Ubuntu Hardy o Intrepid en nuestros institutos y colegios de forma legal y con menor coste económico para las autoridades porque no habría que pagar a los que crean las distribuciones autonómicas.

Pienso que los políticos deberían enfocar más el asunto en crear cursos de formación gratuitos sobre la utilización de Linux tanto en el profesorado como en el mercado laboral, que en gastar el dinero en crear su propia distribución linuxera, las cuales últimamente tienen un carácter mas que nada reivindicativo sobre no se qué nacionalismos ficticios.

Realmente deberíamos plantearnos si la existencia de las distribuciones linuxeras autonómicas sirven para algo o no, ya que dado su bajísimo nivel de utilización no parece compensar el gasto económico que reportan al estado: personal, cds, servidores web, transporte, publicidad, marketing, etc; y todo ello para no ser casi utilizado en las aulas. Para eso casi que prefiero que no existan, de hecho, casi no existen pero nos cuestan dinero.

Deja un Comentario